Blogia
Cubamía

El 2011 y la velocidad del tiempo

El 2011 y la velocidad del tiempo

Ya estamos en el año 11 del nuevo milenio, y la vida corre a una velocidad extraordinaria. Y hoy, cuando comienza la nueva etapa, surgen los sueños y las esperanzas de las personas, donde quiera que vivan, y piden y aspiran a cumplir nuevas metas personales y profesionales.

Por supuesto, que siempre al terminar un año, la gente repasa lo vivido en los 12 meses anteriores, y aunque sea mentalmente miran hacia atrás, hacia lo bueno y hacia lo malo. En mi caso, casi todo lo que me pasó en 2010 fue bueno, con excepción de la pérdida de mi amigo Alexis Pérez Sánchez, El Gordo, y alguna que otra escaramuza, pero lo bueno se impuso porque en lo personal mis hijos siguen bien encaminados: Maikel, el mayor en su trabajo como docente y José Alberto, el pequeño, en sus estudios de Medicina; María, mi esposa, en su labor dentro de la Psicología y mis padres y hermanos también gozan de salud, que es lo más importante.

En mi labor profesional fue un año magnífico. Fue una etapa llena de superación en el periodismo digital, y mis labores como realizador de radio y vídeo, aunque en lo radial tengo insatisfacciones, o más bien deudas, porque no he podido enrumbar los documentales que quiero y necesito, un asignatura pendiente para este año. Y en la realización en imágenes en movimiento acabo de dirigir un video clip al trovador insigne de mi provincia: Norge Batista, y aunque todavía estamos en proceso de edición y montaje, la obra va quedando como Dios manda, como decimos por acá, y ha superado mis propias expectativas.

También vio la luz mi libro Hacia el reino del silencio, de mi recorrido por el África subsahariana, que me hizo vivir nuevamente aquella aventura por el gran continente del sur.

Como docente he tenido un año bueno porque me he mantenido con el mismo grupo del curso regular de Comunicación Social en la Universidad de Las Tunas, mi provincia, al que le impartí Comunicación Visual durante todo el segundo año, y ahora le imparto Comunicación Audiovisual en el primer semestre del tercer año, y le impartiré Comunicación y Multimedia a partir de febrero, y estoy contento porque es un grupo de talentosos estudiantes (18 hembras y un solo varón), que no se limitan solo a recibir el contenido, sino que son activos en las discusiones en clases, y eso me reconforta.

Al mirar hacia delante son muchas las metas y los sueños. Trabajar mucho es mi meta suprema y sueño con el mejoramiento de mi país, con el perfeccionamiento de mi sociedad, que es decir la vida de esta Cuba sin la que no sé vivir, porque necesito sentirla mía, que me absorba en todo y para todo. Y también espero que este año pueda ver a amigos y familiares que hoy viven en otros lugares y a quienes hace tiempo solo tengo por la magia de la comunicación. Un buen abrazo y horas de conversación sé que nos vendría bien, y será en este 2011.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres