Blogia
Cubamía

El dolor de África

El dolor de África Foto: Ahmed Velázquez

Ghana.-Todos los días las lágrimas de la pequeña Elizabeth se aventuran en un recorrido que ya es habitual. En Accra, Wa, Nandom, Lawra, Nadwolí..., en cualquier parte de este país del África subsahariana, la mayoría de los niños no conocen su infancia. La mayor parte de ellos anda con sus madres, que luchan por sobrevivir.

Desde que tienen solo meses los pequeños cabalgan sobre la espalda de sus madres. Desde muy pequeños no saben de juguetes, ni de juegos, ni del disfrute de esa inocencia que debe caracterizar a todo niño.

Hay en el niño africano una melancolía que se refleja en su mirada, una dosis de incomprensión que va más allá de su razonamiento. Y cuando ven a alguien que puede detener momentáneamente su monotonía, sonríen con tristeza, le estrechan la mano y le hablan en su dialecto. Después, cuando el visitante se marcha, vuelve la melancolía a corroerles y dicen adiós con un rostro que se vuelve indescriptible.

Como los seres más débiles, la vida de los pequeños es incierta. La malaria es constante. Junto a las mordeduras de serpientes, la anemia y las complicaciones respiratorias son las principales causas de muerte. Otras enfermedades perfectamente curables también terminan con la inocencia de quienes debían ser la alegría del continente.

El niño es el verdadero dolor de África.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

carlos mayka -

de verdad la situacion es grave si pudiera dar todo se los diera de corazon tal vez un reso para esos niños... de corazon se escapa de mis manos y las personas que tienen mas que los podre porfavor vean esta situacion de verdad a todos nos conmueve en el corazon
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Eunice -

Hola sabes es algo muy trizte esto que ocurre ojala y se pueda hacer algo al respecto con esta pobreza y pues ay que ayudar y hacer fundasiones para ya no ver tanto sufrimiento en la mirada de estos niños.

Nora Amalia -

Qué triste historia, sé que la cuentas en un libro que publicarás algún día, puedes seguir narrando sobre ello
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres